Hogar donde habitarán los paratletas de todo el mundo, muestran sus avances y acabados, a un año del inicio de los Juegos Paralímpicos París 2024.

Así lo comprobó Wualter Soto, Jefe de Misión de Costa Rica en estas justas, manifestando que los apartamentos y habitaciones, son 100% accesibles.

“Los departamentos cuentan con todo lo básico para la población paralímpica. Tendrán un sitio ideal para su estancia. Los edificios tienen ascensores, los baños tienen espacio para personas que ocupen movilizarse en silla de ruedas. Van muy bien, todo está en orden, solo faltan pequeños detalles”, indicó Wualter Soto.  

Soto agregó que “Normalmente dos personas compartirán un cuarto de 12 metros cuadrados", destaca que el cemento utilizado en las construcciones ha emitido poco carbono por contener poco calcáreo, y celebra la introducción de materiales nobles, como la madera, en varias zonas de los apartamentos.

La Villa Paralímpica se ubica en el nuevo barrio, repartido entre las localidades de Saint-Ouen, Saint-Denis e Ile-Saint-Denis (en el norte parisino), se extiende en unas 52 hectáreas colindantes al río Sena.

“Son 2.300 apartamentos que acogerán durante los Juegos Paralímpicos a 4.400 atletas de 200 países, donde Costa Rica cuenta al día de hoy a dos paratletas: Sherman Güity en los 100 metros planos y Diego Quesada en Tiro Con Arco en la distancia de 50 metros”, indicó Soto.

El Jefe de Misión de Costa Rica afirma que desde el noveno piso de uno de los apartamentos de la Villa, se pueden ver una inusual vista a varios emplazamientos emblemáticos de París.

“Desde la Villa Paralímpica se puede ver el Río Sena, la torre Eiffel, la de Montparnasse y el Sagrado Corazón.

SIN AIRE ACONDICIONADO. No obstante, estos alojamientos carecerán de aire acondicionado, a pesar de que los Juegos Paralímpicos se celebrarán entre agosto y setiembre, cuando las temperaturas superan con frecuencia los 25 grados en París, además con mucha humedad en el ambiente.

Los apartamentos se refrigerarán con un sistema de suelo radiante alimentado por una pequeña central de energía geotérmica construida expresamente. El objetivo es "que los apartamentos no superen los 26 grados de temperatura", mencionó Wualter Soto.

La empresa, que cuenta con un presupuesto público de 1.700 millones de euros para todas las obras perennes de los Juegos, pone también el acento en la accesibilidad de la Villa Olímpica, que contará con pequeños vehículos motorizados y con paneles sonoros para los atletas paralímpicos, que también se alojarán en el mismo recinto.

 
En las instalaciones de la Villa Paralímpica,  los atletas, además de vivir, alimentarse y entrenar, tendrán también peluquería, centros comerciales, café internet y otras comodidades.

Más Leídas