Trayecto duro tuvieron que sortear este sábado los competidores.

Fue uno de los trayectos más exigentes.

La temida tercera etapa llegó este sábado a Santa Ana y junto con ella los ciclistas de la categoría de dos días para completar el pelotón de Trans Costa Rica. La lucha más fuerte se dio entre los colombianos Luis Mejía y Leonardo Páez que se mantuvieron en punta de competencia casi toda la etapa, donde al final Páez con gran fortaleza se dejó la victoria.

La salida de este tercer día se dio a eso de las 6:00am en el centro del cantón de Santa Ana. Un pelotón de aproximadamente 250 pedalistas quienes tomaron la salida acompañados de la lluvia. A pesar del clima, el espectáculo no se hizo esperar y a penas a los 5 kilómetros de carrera ya los ataques aparecieron... El Campeón de la Vuelta a Costa Rica se probó en el ascenso hacia las eólicas y le sacó una luz a sus rivales, los extranjeros Luis Mejía, Leonardo Páez, Diyer Rincón, Iván Díaz, Tony Longo y los nacionales Gregory Brenes y Jonathan Carballo.

Al paso del kilómetro 8 ya no había pelotón, el primer corredor en conquistar el KOM fue Leonardo Páez, seguido muy de cerca de Luis Mejía, más atrás Gregory Brenes, Markus Kaufman y Jonathan Carballo.

Al iniciar el descenso de las eólicas, la lluvia cesó y las nubes empezaron a desaparecer para darle a los ciclistas un mejor escenario para avanzar con esta etapa donde tenía lo mejor por delante. Una bajada de más de 10 kilómetros donde encontraron diferentes características de terreno, bajada embarrialada tipo tobogán, partes rocosas, luego pasaron por un tipo de arena, volvieron al barro pero esta vez el que se queda pegado a cada parte de la bicicleta impidiendo el arrastre y haciendo más pesado ese caballito de acero. La técnica fue fundamental en esos descensos, donde los pedalistas demostraron un excelente dominio y se mantuvieron exentos de graves caídas.

En algunas partes del recorrido, la lluvia regresaba y luego volvía a desaparecer manteniendo a los ciclistas mojados durante toda la competencia, hasta llegar a Picagres donde todo empezó a calentar.

La punta con Leonardo Páez y Luis Mejía se mantuvieron juntos hasta la segunda cuesta de las Huellas, donde Páez presionó el ritmo y Mejía ya no pudo mantenerlo, por lo tanto, se fue en solitario hasta meta. El bronce del mundo sostuvo una velocidad de media de 21 kilómetros por hora, con una cadencia impresionante a pesar de la exigencia de la carrera. El segundo mejor de la etapa fue Mejía y tercero el mejor costarricense Jonathan Carballo.

En femenino la batalla ha estado dura entre las colombianas Ángela Parra y Mónica Calderón, pero la tica Milagro Mena tuvo un buen día y hasta coronó en la primera posición el premio de montaña, además, sacaba las garras en los descensos donde se siente cómoda a pesar de las condiciones de los terrenos de hoy. Muy de cerca Parra y Calderón trataban de no dejarla sacar ninguna luz que perjudicara los intereses de cada una.

A pesar del buen momento durante la etapa, Mena tuvo un desperfecto mecánico que la alejó de la punta, donde las colombianas siguieron turnándose la primera posición durante toda la carrera.

Al paso por San Antonio iba Mónica primero y a los metros Ángela en casería. Por Desamparaditos pasó Parra primero, cerca del río Mónica tuvo un desperfecto mecánico y perdió muchos minutos, aún así, arregló su bicicleta y empezó la persecución hacia su coterránea, logró llegarle, en esa secuencia de "a veces una adelante, la otra atrás y viceversa" así llegaron a meta en un disputado sprint que finalizó con Ángela Parra como vencedora.

Este no solo fue el tercer día de Trans Costa Rica 2019, sino una etapa reina ¡ÉPICA! que disfrutaron TODOS: aficionados, staff, organización, medios de comunicación, pero más que nadie los vecinos de cada uno de los sectores por donde pasó la etapa, salieron con mangueras a rociar a los ciclistas y hasta echarle agua a las bicicletas para ayudarles con el barro, TODOS fueron parte de la etapa, siguiendo los competidores y pendientes del helicóptero  que anunciaba el paso de los ciclistas.

El barro no importó, la lluvia no importó, la dureza de la altitud acumulada tampoco importó, TODOS llegaron a meta con sonrisa de satisfacción, porque entre más cuesta, más sabe y Trans Costa Rica ¡SABE!

Pin It
Template Settings
Select color sample for all params
Red Blue Green Black Yellow
Background Color
Text color
Google font
Body font-size
Body font-family
Direction